CERRAR

Carrito
/

Calidad del diamante

La calidad y pureza premium

En Prestar, estamos orgullosos de ofrecer diamantes cultivados en laboratorio que se obtienen de forma ética y cumplen con los más altos estándares de calidad. Nuestra selección se clasifica utilizando las reconocidas cuatro C (corte, color, quilates y claridad) como ocurre con los diamantes naturales, pero sin el costo de certificación adicional.

Con brillo, corte, color y claridad garantizados para cada diamante, Prestar le brindará experiencias con diamantes únicas.

La belleza de un diamante se juzga por el corte, que impacta el brillo y el brillo de la luz que se refleja en sus facetas. Al considerar una piedra preciosa, no se concentre sólo en la forma; más bien busque la simetría, las proporciones y el pulido para determinar si ha sido elaborada por expertos con un grado de corte excepcional.

En Prestar redefinimos la excelencia en diamantes. Nuestras piedras cultivadas en laboratorio están certificadas como "Muy buenas" por GIA. Además, nuestra experiencia en producción supera las expectativas al dotar a cada piedra de un nivel extraordinario de brillo y resplandor.

El quilate es más que un simple número; El peso de un diamante no indica necesariamente su brillo o calidad. Incluso con pesos elevados en quilates, no se puede lograr el máximo brillo sin combinar corte, claridad y color para lograr un estándar superior en general.

En Prestar , nuestros diamantes cultivados en laboratorio son el epítome de la moda de vanguardia. Independientemente del tamaño de diamantes que elijan usar los creadores de tendencias, la estructura de precios lineal elimina cualquier factor de rareza y hace que los diamantes sean más asequibles. Nuestros exigentes estándares producen corte, color y claridad del más alto calibre, para que pueda comprar su deslumbrante pieza con total confianza.

-3-22_17.47_180x.jpg?v=1679480041 180w, //pascaldesign.com/cdn/shop/files/2023-3-22_17.47_360x.jpg?v=1679480041 360w, //pascaldesign.com/cdn/shop /files/2023-3-22_17.47_540x.jpg?v=1679480041 540w, //pascaldesign.com/cdn/shop/files/2023-3-22_17.47_750x.jpg?v=1679480041 750w, //pascaldesign.com /cdn/shop/files/2023-3-22_17.47_900x.jpg?v=1679480041 900w, //pascaldesign.com/cdn/shop/files/2023-3-22_17.47_1080x.jpg?v=1679480041 1080w" tamaños ="640px" srcset="//pascaldesign.com/cdn/shop/files/2023-3-22_17.47_180x.jpg?v=1679480041 180w, //pascaldesign.com/cdn/shop/files/2023-3- 22_17.47_360x.jpg?v=1679480041 360w, //pascaldesign.com/cdn/shop/files/2023-3-22_17.47_540x.jpg?v=1679480041 540w, //pascaldesign.com/cdn/shop/files/ 2023-3-22_17.47_750x.jpg?v=1679480041 750w, //pascaldesign.com/cdn/shop/files/2023-3-22_17.47_900x.jpg?v=1679480041 900w, //pascaldesign.com/cdn/ tienda/files/2023-3-22_17.47_1080x.jpg?v=1679480041 1080w">

Los diamantes naturales vienen en una amplia gama de colores, siendo los más puros y raros completamente incoloros. Por otro lado, los diamantes cultivados en laboratorio se pueden producir en un entorno controlado, lo que da como resultado colores más consistentes y predecibles.

Si bien el color de un diamante puede ser subjetivo, normalmente se evalúa en una escala que va de D (incoloro) a Z (amarillo claro o marrón). Cuanto menos color tiene un diamante, mayor tiende a ser su valor.

Los diamantes cultivados en laboratorio de Prestar cuentan con los grados de color más altos: D, E y F. Exhiba nuestro diamante purista para obtener un brillo incomparable con un estilo que marca tendencia.

P restar está revolucionando la industria con tecnología innovadora que crea diamantes cultivados en laboratorio en tonos brillantes y raros que pueden apreciarse por su belleza lujosa y única. Nuestras piedras preciosas prometen un nivel constante de saturación de color sorprendente para garantizar que luzcas deslumbrante sin importar el tono que elijas.

La claridad del diamante se refiere al grado en que un diamante está libre de inclusiones e imperfecciones, las cuales pueden afectar su apariencia y valor general.

La claridad de un diamante se clasifica en una escala que va desde FL (impecable) a I3 (incluido), siendo más valiosos los diamantes que están más cerca del extremo FL del espectro.

Generalmente se considera que los diamantes cultivados en laboratorio tienen una mayor claridad que los diamantes naturales porque se crean en un ambiente controlado sin las imperfecciones naturales que pueden ocurrir durante el proceso de formación.

Sin embargo, esto no significa que todos los diamantes cultivados en laboratorio tengan una claridad perfecta; todavía pueden tener inclusiones u otras imperfecciones que afecten su calidad general.

Los diamantes P restar son la crème de la crème de las gemas cultivadas en laboratorio, cada una certificada como VS o VVS. Entonces, aunque pueden existir inclusiones a simple vista, será imposible detectarlas, incluso con un aumento de 10x.